Ya de por sí el whisky es un buen ingrediente al otorgar a los platos un incomparable sabor. Aun así, la combinación es si cabe mejor en caso