Cómo maridar whisky con queso - Recetas Económicas y Creativas

Cómo maridar whisky con queso

El whisky es una bebida de una riqueza de aromas y sabores sin igual, pero puede ser intimidante para las personas que apenas se adentran a este mundo, especialmente cuando se trata del maridaje de whisky.

Gracias a la versatilidad de este destilado, puedes acompañarlo con una gran variedad de alimentos, desde aperitivos, platos fuertes e incluso postres. 

Otra opción popular para maridar el whisky son los quesos, los cuales casi siempre son asociados al vino, pero al emparejarlos con el whisky se obtiene una experiencia completamente nueva y agradable. 

Aquí te contamos cuáles son los mejores quesos para acompañar con whisky. 

Maridar queso y whisky

5 quesos para maridar con whisky

1. Roquefort

Este queso azul de origen francés es elaborado con leche de oveja coagulada y se caracteriza por su intenso sabor y aroma. 

Los whiskies ahumados y complejos son perfectos para complementar el sabor del Roquefort y disfrutar de una experiencia única. 

2. Brie

Hecho con leche cruda de vaca, este queso de pasta blanda también proviene de Francia y está recubierto por una corteza blanca. Su cremosidad y delicadeza lo hacen ideal para maridar con whiskies más ligeros y afrutados. 

Elige una botella que tenga notas dulces como miel, dátiles e higos. 

3. Gouda

Este queso es elaborado en los Países Bajos y está hecho de leche de vaca pasteurizada, la cual ha sido procesada y recalentada para separar los cuajos del suero. Gracias a este procedimiento, el gouda se caracteriza por su corteza, aroma y sabor. 

Dado que es un queso con tonos ahumados, lo ideal es acompañarlo con un whisky que también sea smoky para evitar que un sabor sobrepase al otro. 

4. Cheddar

Aunque este queso no suele ser considerado gourmet, dependiendo del tiempo de maduración que haya atravesado puede tener sabores más intensos y, por lo tanto, ofrecer experiencias totalmente distintas en el maridaje de whisky.

En este caso, recomendamos un whisky con aromas afrutados y frescos, y un sabor especiado dulce como vainilla, jengibre y manzana para equilibrar el sabor del cheddar.

5. Camembert

Otra manera de tomar whisky es degustarlo con un buen camembert. Su suavidad y cremosidad lo asemejan al brie, pero su sabor es más intenso y terroso. 

Los whiskies dulces son también la mejor opción para este queso, ya que lo equilibra sin ahogar su sabor. 

¡Ya estás listo para comenzar tu propio maridaje de whisky! Lo más importante es probar e ir educando a tu paladar a las diferentes sensaciones y sabores. 

Etiquetas:,

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies