El origen del té - Recetas Económicas y Creativas

El origen del té

Esta bebida es una de las más antiguas del mundo y tiene consumidores por todos los rincones del planeta tierra. Este se extendió desde China y actualmente es la bebida más internacionalizada.

Se trata de una bebida con un gran consumo y sus componentes son beneficiosos para la salud. El té tiene una gran concentración de catequinas y polifenoles. La cantidad y variedad de estos compuestos se determinan por el grado de oxidación que tiene la hoja de té recién cosechada o con un grado diferente de oxidación.

Tipos de té

Existen muchos tipos de té, pero en este artículo vamos a hablar sobre los más conocidos. Existe una gran variedad de colores conocida por todo amante del té: té verde, rojo, negro, blanco y azul.

Cada té tiene unas propiedades distintas y beneficios comunes como por ejemplo poder estimulante o ayuda en dietas de adelgazamiento. También existen beneficios de prevención para dolencias o enfermedades.

En primer lugar, el té verde se hace con hojas no fermentadas que una vez que se recogen se dejan secar y tratar con calor. Algunos de sus beneficios son que es bajo en teína, rico en minerales y reduce el estrés.

Como curiosidad, el té rojo fue conocido de forma casual. Uno de los beneficios puede ser las dietas depurativas y de pérdida de peso.

El té negro cuenta con un gran nivel de oxidación y por ello huele algo mas fuerte que los demás. Este modelo contiene más cafeína que aquellos que no tienen tanta oxidación. Se utiliza para mantener el estado mental alerta.

Respecto al té blanco se puede decir que tiene muchas propiedades medicinales (uno de los tés más ricos en antioxidantes.)

Por último, existe el té azul que actualmente está muy de moda. Este también puede ser conocido como oolong.

Origen del te

La internalización del té

Como acabamos de ver, la amplia variedad de tés que existen a lo largo del mundo es asombrosa. Sin embargo, para los curiosos y los amantes del té, es difícil poder conseguir todo tipo de variedades ya que tendrían que viajar por todo el mundo para conseguirlo.

Esta opción no es muy económica y por ello existe la posibilidad de comprar té online , para que puedas disfrutar de la mayor variedad de tés posibles sin tener que salir de casa.

Cómo preparar mi té

A pesar de su conocida presencia, se comenten algunos errores en su consumo. Como primer error podemos destacar la mezcla de distintos modelos en la misma taza. Los tés no deben ser mezclados ya que sus funciones y beneficios no estarán maximizados y además podemos conseguir un mal sabor.

Otro paso que no realizamos correctamente muchas veces es no elegir bien el agua y tampoco conocer la temperatura que esta debe tener. El agua es el elemento principal (95-98%) que compone esta bebida por lo que debe ser elegida de forma adecuada. Respecto al calentamiento del agua, debemos hacerlo sin que esta llegue a hervir, aunque debemos de saber que cada té se desarrolla mejor en una temperatura distinta.

Por otro lado, la elección de teteras poco adecuadas es algo muy común que no permiten que los sabores se impregnen adecuadamente debido a su mala porosidad. Un ejemplo de esto son las teteras esmaltadas que actualmente están muy de moda en el mercado.Por último, podemos destacar que no calculamos normalmente el rato que el té puede estar infusionando ya que esto depende de la cantidad de hojas que se utilicen, si están rotas o enteras, temperatura del agua, etc.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies