Tras los excesos navideños (y no tan navideños, ya que mi sobrepeso viene de muy largo) y absolutamente concienciada en controlar mi peso, inicié la semana pasada la