Un sabor maltado, un olor asado y un color negro, opaco, no son exactamente las características de  cervezas usadas para degustar un plato. Sin embargo, aunque cueste creerlo,