Ya sé que pensaréis que estoy loca… Pleno Agosto, un calor insoportable, el sudor que no para, y tú ¿preparas una sopa de cebolla? Pues sí amig@s, porque