Sopa de cebolla con salsa de soja

Ya sé que pensaréis que estoy loca… Pleno Agosto, un calor insoportable, el sudor que no para, y tú ¿preparas una sopa de cebolla? Pues sí amig@s, porque resulta que desde que empezó el verano y, con él, el calor la única cuchara que se saca en casa es para comer gazpacho o ajoblanco. Y sinceramente, algo calentito de vez en cuando tampoco viene mal.

Además ésta es una sopa ligera: nada de grasa ni de hidratos de carbono. Si a esto le añadimos que es una sopa de sabor potente, tenemos un primer plato perfecto para una dieta de control de peso. ¿Te animas a probarla?

Si te apetece una sopa, pero con un poquito más de aporte calórico, te animo a que pruebes con alguna de estas sopas de pastas.

Sopa de cebolla con salsa de soja – Ingredientes (para cuatro personas)

  • 2 cebollas grandes
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 750 ml de agua
  • 100 ml de leche desnatada
  • 150 ml de vino blanco
  • 2 cucharaditas de salsa de soja
  • sal
  • pimienta

Sopa de cebolla con salsa de soja – Preparación

Cómo ves por los ingredientes que tiene esta sopa, es de muy fácil preparación, como casi todo lo que publicamos en Recetas económicas y creativas.

¡Empezamos!

Cortamos la cebolla en juliana. Añadimos en una olla o cacerola las dos cucharadas de aceite y se pone al fuego. Cuando el aceite esté caliente, se añaden las cebollas y un poquito de sal. Rehogamos hasta que la cebolla empiece a estar dorada. Añadimos pimienta la gusto.

Agregamos el vino blanco y dejamos que reduzca. ¡No queremos comernos una sopa que sepa a vinaco!

Una vez reducido el vino, agregamos la leche desnatada, el agua y la salsa de soja. Dejamos cocer unos diez minutos a fuego medio y corregimos de sal.

En vez de agua y leche, podríamos utilizar la misma cantidad de caldo de pollo. Por si andáis un poco perdidos, aquí os dejo el link para ver la receta de caldo de pollo con verduras.

Por la leche notarás que hace un poquito de espuma. ¡No te preocupes!, es normal. Con una cuchara o cucharón desespumamos el caldo para que quede perfecto.

Si te encantan las sopas, te voy a hacer un favor: te voy a descubrir un montón de recetas de sopas fáciles.

Es hora de servir.

¡Aquí está el resultado!

Sopa de cebolla

Mucha gente pone pan tostado dentro del plato y tengo que reconocer que le da un puntito muy bueno a la sopa de cebolla. En mi caso, como buscaba preparar una sopa ligera, huyendo de los hidratos de carbono, no lo he utilizado. En su lugar, he acompañado la sopa con unos grissini. Para los que no sepan qué es, aclarar que son los palitos de pan que aparecen en la foto.

¡Buen provecho!

RECETAS ECONÓMICAS Y CREATIVAS EN LAS REDES!

¡Síguenos en FacebookTwitterInstagramPinterest y Youtube para no perderte ninguna de nuestras recetas, sugerencias y trucos!

Además te animo a que te unas a mi grupo de amigos de Facebook para compartir tus recetas o preguntar sugerencias.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

One Comment

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies